lunes, 15 de mayo de 2017

Terrorismo empresarial

El jefe de una pizzería lanza una olla de agua hirviendo a un cocinero por romper accidentalmente un huevo.


Brutal agresión del dueño de una pizzería a uno de sus cocineros como castigo por romper un huevo. El hombre, captado por las cámaras del restaurante, le tiró una olla de agua hirviendo y luego obligó a su empleado a ponerse yogur y cebolla sobre las quemaduras para seguir trabajando.

Djamel Benrejdal, jefe de la pizzería de Scarborough, en Inglaterra, arrojó agua hirviendo a Chouaib Boussera, cocinero de 30 años, porque "la cáscara de huevo se había agrietado y la clara de huevo se había salido de ella", según explicó la víctima al tribunal que está juzgando el caso.

Según informa el diario 'Daily Mail', el hombre de 49 años, acusado por la agresión, intentó manipular las grabaciones de seguridad del restaurante para que todo pareciera un accidente.

Tras la agresión, obligó al cocinero a seguir trabajando y no le llevó al médico. Después de vendarse el brazo y aplicarse un preparado de yogur, miel y cebolla, tuvo que seguir cocinando a pesar del terrible dolor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese anglosajon racista goza de impunidad, seeguroi que el cocinero era un negro o algunas de las otras razas de "goyines" que se pueden matar sin consecuencias. Y ahora en la lucha por mas ganancias muestran su bestialidad. Tuvo suerte y no lo mato.

Anónimo dijo...

Ese anglosajón explotador, con nombre y apellidos pakistanís, seguro que goza de impunidad, pero no porque el cocinero, que no era negro, fuese de razas "goyines", sino porque él es empresario, británico-pakistaní, pero empresario-emprendedor que es lo que cuenta.