miércoles, 19 de abril de 2017

El Americano Errante

La flota que envió Trump hacia Corea no estuvo ni remotamente cerca de la península coreana.

"Estamos mandando una Armada. Tenemos submarinos, muy poderosos, mucho más poderosos que los portaaviones" dijo Trump, dirigiéndose, indirectamente, al líder coreano Kin Yong Un, quien respondió manifestando estar dispuesto a entablar una confrontación atómica si fuera necesario.

El grupo de combate formado por el portaaviones nuclear Carl Vinson con 100 aviones y helicópteros, 2 cruceros de apoyo y varios submarinos cambió de ruta y se dirigió rumbo a Australia (otros dicen que a la Antártida pero allí no hay coreanos: sólo pingüinos) y realizará maniobras militares con el país de los canguros. Ya realizado el enorme gasto que supone mover esa maquinaria, de alguna manera había que justificarlo.

Lo que puede la disuasión nuclear. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

En un mundo donde deciden los misiles y los explosivos nucleares, esos barquitos solo sirven para asesinar la poblacion civil como hasta ahora han hecho, por eso lo acercan al Africa negra para seguir matando los pocos negritos que quedan.

Al final todo el show de los gringos con Corea del Norte no es mas que alardear de su supremacia como no se atreverian hacerlo con Rusia y China que si tienen con que responderle. Y de paso si pueden asesinarar un poco de chinitos como dicen los racistas.

Por cierto desde 1975 que acabo la guerra de Vietnam no hacen una gran matanza en esa parte del mundo.